El Gran Premio de Malasia de MotoGP: una carrera que tiene mucho que ofrecer

El Gran Premio de Malasia de MotoGP: una carrera que tiene mucho que ofrecer

06 abril 2019

Malasia adora la MotoGP, tanto como la MotoGP adora a Malasia. Desde Motosport Live, queremos mostrarte las razones por las que no te puedes perder este Gran Premio.

En el año 1999, el Circuito Internacional de Sepang abrió sus puertas al mundo de la MotoGP. Este circuito fue diseñado por Hermann Tilke y tardó tan solo 14 meses en construirse. Aunque el circuito se construyó inicialmente para la Fórmula 1, pronto se haría un hueco en el calendario de la MotoGP y empezaría a utilizarse para las pruebas de pretemporada.

El circuito ocupa unas 930 hectáreas y la pista tiene una longitud de unos 5,54 km. Consta de dos rectas largas mezcladas con cuatro curvas lentas y diez curvas de velocidad media/alta. Su diseño es bastante propicio para los adelantamientos y para alcanzar velocidades muy altas, lo que hace que el Gran Premio sea muy emocionante todos los años. Esto sin mencionar las numerosas batallas que podemos ver en la pista, así como a los pilotos que se han llevado el campeonato tras ganar en este circuito. Por eso, no es de extrañar que los aficionados a la MotoGP no quieran perderse este evento.

Malasia cuenta con una larga trayectoria en el mundo de la MotoGP que se remonta al año 1991, cuando el Circuito Shah Alamc comenzó a albergar el Gran Premio de MotoGP. El circuito organizó el evento hasta el año 1998, año en el que se celebró en el Circuito de Johor. A partir del año 1999, el Gran Premio pasó a celebrarse en Sepang.

El año pasado, Sepang alcanzó un nuevo récord al atraer a un total de 166.486 aficionados durante el Gran Premio, mientras que en 2017, la Comisión de MotoGP le otorgó por segunda vez el título de Mejor Gran Premio de la temporada de MotoGP (el primer título lo obtuvo en 2012).

El Gran Premio de Malasia siempre está cargado de emoción. Prueba de ello es la carrera de 2015, en la que tuvo lugar uno de los duelos entre Valentino Rossi y Marc Márquez que terminó con un polémico choque entre los dos. Este choque cambio el resultado del campeonato y arruinó su relación para siempre. El año pasado, el Doctor parecía tener la victoria en sus manos cuando un error en las últimas vueltas lo dejó en la arena y el ya campeón Marc Márquez supo aprovechar la ocasión para ganar la carrera.

En cuanto a las tribunas dentro del circuito, la tribuna principal es la favorita de la mayoría de los aficionados, no solo por estar cubierta, lo que te protegerá del sol, sino también por estar en frente de los garajes y por la posibilidad de ver adelantamientos cuando los pilotos salen de la última curva y entran en la primera. Otras opciones pueden ser la tribuna VR46 (en frente de la primer curva), la tribuna F o la tribuna de Marc Márquez (muy cerca de la tribuna principal). Si buscas probar una atmósfera un tanto diferente, las zonas pelouse K2 y C2 pueden ser una buena opción, ya que podrás ver a los pilotos tomar curvas rápidas o disfrutar del complejo de curvas de la última sección del trazado, respectivamente.

Dejando la carrera a un lado, los organizadores también preparan otras actividades para entretener a los aficionados, entre las que se incluyen la famosa sesión de autógrafos de los pilotos y la visita al pit lane para ver a los equipos y pilotos de cerca. Ambas actividades suelen tener lugar el viernes del Gran Premio.

Desde el año pasado, Sepang ha realizado grandes inversiones para mejorar la experiencia de los aficionados que asisten a la carrera, como la presentación de la aplicación «MotoMate», a través de la que podrás obtener información actualizada sobre el evento, noticias sobre el circuito y mucho más.

Sepang se encuentra a unos 50 km al sur de la capital de Malasia, Kuala Lumpur. Podrás llegar al circuito en coche, autobús o tren. Además, tiene dos aeropuertos muy cerca (KLIA y KLIA 2) que cuentan con líneas que llegan a las principales capitales del mundo. Llegar al circuito no podría ser más fácil.

La mayoría de los aficionados optan por quedarse en Kuala Lumpur, más concretamente en «Bukit Bintang», que es el barrio más moderno de la ciudad. Este barrio está muy bien comunicado y ofrece una amplia gama de opciones en cuanto a hoteles de 5 estrellas, restaurantes, centros comerciales y discotecas.

Otras zonas de Kuala Lumpur que merece la pena visitar son «Little India» y «Chinatown», el antiguo centro colonial que rodea la «Plaza Merdeka» y la zona conocida como «El Triángulo de Oro», en el corazón de la zona centro. Desde las afueras de la ciudad, podrás llegar fácilmente al «Instituto de Investigación Forestal de Malasia», para vivir una experiencia propia de la selva tropical, y al templo hindú que se encuentra dentro de las cuevas de Batu.

Si lo que buscas es conocer los orígenes de la cultura malaya, tu siguiente parada es el estado de Malaca, aproximadamente a dos horas en coche del sur de Kuala Lumpur. Malaca es una de las regiones del país que cuenta con un mayor legado histórico. En la costa oeste, encontrarás la ciudad de George Town, en la isla de Penang. George Town fue el primer asentamiento británico en Malasia.

Para los amantes de la comida, Malasia cuenta con un sinfín de delicias que merece la pena que pruebes, como el «Nasi Lemak», «Mee Goreng Mamak» o «Laksa». Este tipo de alimentos suelen acompañarse con el tradicional «Teh Tarik» (un té negro mezclado con leche condensada), que se trata también de la bebida nacional de Malasia. Al contar con un gran número de mercados y puestos, este país tiene algo para todos los gustos.

Si buscas disfrutar de carreras emocionantes, acompañadas de un clima cálido y una cultura ancestral que explorar, ¿a qué esperas? ¡Malasia es tu próximo destino!